Carlos Reyes trae de vuelta el sol del pasado
En 13 mayo, 2018 | 0 Comentarios

Arthasastra, libro editado por Arlequín, se presenta esta noche en el ex convento del Carmen

Reyes no se deja intimidar por el aura histórica y mística de los textos sagrados de numerosas culturas y enhebra fragmentos hindúes, cristianos, orientales y clásicos en su propio discurso poético. 

4-Julio-07, Público Milenio / Guadalajara•Antonio Ortuño
En el siglo 4 aC, el ministro Cautila, de la corte del rey indio Chandragupta, compiló varios textos —ya bastante antiguos entonces— sobre el arte de administrar las riquezas y elaboró una de las primeras guías políticas de la historia. Dos milenios y varias centurias después, el poeta coahuilense Carlos Reyes Avilés recupera el título de aquel libro, y parte del espíritu memorialista que animó a Cautila, en su poemario Arthasastra, editado conjuntamente por Arlequín y el programa Financiarte del Ayuntamiento de Torreón, que esta noche se presenta en la ciudad.
Reyes (Torreón, 1976) no se deja intimidar por el aura histórica y mística de los textos sagrados de numerosas culturas y enhebra fragmentos hindúes, cristianos, orientales y clásicos en su propio discurso poético. El resultado es un libro ambicioso, con textos de largo aliento que evocan lo mismo el estilo sentencioso del Bhagavad Gita o el Pentateuco que los dolientes cantos goliardos del medioevo.
“Nunca me intimidó escribir desde Torreón. Pienso que los escritores de provincia debemos quedarnos y escribir desde nuestras ciudades, pero a la vez lo que me interesa escribir está lejos de repetir las tradiciones dominantes de la poesía mexicana y latinoamericana”, puntualiza. “Lo que yo busco es aportar algo nuevo y por ello he recurrido a otros referentes, he apostado por encontrar la poesía fuera de la poesía, en los textos sagrados, con la intención de dar cuenta de parte de esa belleza y profundidad antiquísimas. Ya dijo Krishnamurti que las palabras no tiene derecho de autor y son de quien las emplea”.
El sol que reluce en la portada del volumen es el símbolo fundamental que vertebra los textos de Arthasastra. “Yo creo, como Jung, que formamos parte de un inconsciente colectivo y que todos los símbolos y tradiciones son de todos, como el sol. Puede parecer demasiado recurrido para escribir ya de él pero siempre he dicho que uno escribe de su propio dolor y sufrimiento, que son intransferibles y siempre distintos a los de los otros. A nadie le duele igual”.
El libro fue seleccionado para el apoyo de Financiarte por un jurado integrado por los poetas José María Espinasa, Encia Verduchi y Vicente Rodríguez. Cuenta con un tiraje de mil ejemplares y ha comenzado a distribuirse ya en varias ciudades del país. Esta noche, a las 20:30 horas, será presentado en Guadalajara, en la capilla Elías Nandino del ex convento del Carmen, con la participación del autor, así como de los escritores Angélica Maciel y Luis Armenta Malpica.

“Ante Porta” (fragmento)

Dios cabeza de León: Aion
iracunda necesidad por crearnos enfermedades
como dioses, por darle vuelo a los fantasmas.
Digo, desde el fuego atento que me cruza al alba,
que no hemos de estar más así en silencio y bruces,
que mañana indagaremos aquella misma voz
que nos quema la garganta
porque lo sabemos aun en lo oculto
como un pájaro de agua
que apaga un incendio mineral.

LEE PARA RESPONDER

  • Más noticias